20060701

-¿Aun quieres hacerlo?
-No lo sé
Le respondí mientras miraba su falda, con esa inextinguible mirada que extrañaba de su sensualidad todo lo hoy oculto, entre los pliegues de la tela y lo tan bruscamente olvidado. Nunca me gusto la navidad y sus regalos, pero estas fiestas fueron diferentes.
Publicar un comentario

Archivo del Blog