20081007

¿Es propio fumar después de hacer el amor en un templo laico?

 

El bien tener y mejor estar, es como el cuento del seminarista que necesitaba fumar en la hora de los maitines y le pregunta a su compañero de cuarto:

-¿Qué crees que me diga el padre rector si le pregunto si puedo fumar a la hora de orar?

-Depende de cómo le preguntes, piensa bien que le vas a pedir

Llega altivo y solemne ante el padre y le pregunta

-¿Sería prudente que fume a la hora de la oración, reverendo padre?

-Claro que no hijo, yo creo que eso distraería tu comunicación con el señor

Y claro que pasó el tiempo y ahora fue el otro seminarista a tantear el terreno

-Padre superior, ayer mientras fumaba me dieron unas ganas enormes de orar, ¿Es esto algo impropio?

-Claro que no hijo, orar siempre será para la mayor gloria de Dios, puedes orar y fumar

Así es la perturbadora pasión por manipular los deseos

Y ahora, ¿cómo le reformulo la pregunta…? Es propio fumar después de hacer el amor

Publicar un comentario

Archivo del Blog