20150713

Minus probabilismus

Y sí, crecí para dolerme de lo que mejor hicimos y recordar lo que nos faltó sentir. Cerrar los ojos para sentirte, taparme la cara para creer y tratar de descruzar los brazos para asirte y oírte reír. Detente, que me haces retornar. Un croar en la acequia me distrae y lo sigo, aquí perenne. Eso sí, insulso ruido sin sentido. Me pides amor antes de irte y yo sigo sin despedirme, esperando la traca-traca de tu abrazo. Me hago el muerto y veo hacia el pasado de tan incierta la certeza como cierta la soledad.


Sé que será difícil implementarlo, pero los lunes deberían desaparecer, Ó ¿será una tontería muy ambiciosa? Pasar impune entre toda la semana esperando amaneceres sin tanta luz.
Publicar un comentario

Archivo del Blog